SEÑOR MEMBRIBE

lunes, 31 de marzo de 2014

ER ZUZODICHO DIOS

Estaba sentado en una terraza en Benalmádena , con mi uniforme azul y corchetes dorados , maś bonito que un san Luis, y fueron a sentarse a mi lado tres paisanos, ya mayores, en animada tertulia. Eran andaluces cerrados, de ceceos maravillosos, guasones, socarrones, y se recreaban en la anećdota con un barroquismo de admirar.

No contaré la historia de la “ruza en el puticlú” por que no.

Uno de los protagonistas de la rusa y el puticlí habló del amigo que le acompañó. Un secretario de ayuntamiento ya jubilado y que al parecer tenía fama de redicho, cursi y repipi.

“ Er tío e un fórmula...ya zabéi, de ezoz que dicen coza como otrozí, el infraescito, in continenti, comme il faut, y ezaz jilipollece”.

El “fórmulas” tuvo un grave problema en el pueblo por causa de una pedrisca y una granizada que destrozó las cosechas.

Se decidió pedir ayuda a la diputación, y a él le tocó redactar la carta.

Escuchar la anécdota era una gozada...” Y va er tío y ze pone a escribí “ cuando loz labradore de ezta villa zonreían gozosos ante las perzpectivaz de una cozecha pródiga y abundante, Dioz nueztro Zeñó permitió que la aciaga tarde del 21 de agozto descargase una tronada de granizo, tan terrible y maléfica, que en cueztión de minutos deztrozó la cozechaz y frutoz del término, zumiendo a ezte humilde y laborioso vecindario en la máz ezpantoza dezolación...”

Nos tenía a todos escuchando, admirados por la verborrea de aquel hombre (supongo la historia la habría contado miles de veces).

“Y va er tío- continuaba el narrador- pone punto y aparte y ze cazca la ziguiente fraze “ er zuzodicho Dioz y la referida tormenta han creado una zituación tan problemática que noz vemoz precizadoz a recurrir a V.E”.

Y comentaba entre el alborozo del personal...”¡¡¡todavía ze eztán dezcojonando der tío en la diputación. Y man dicho que ze guarda la carta y tó.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS COMENTARIOS NECESITAN EL VISTO BUENO DE OTO.