SEÑOR MEMBRIBE

domingo, 25 de mayo de 2014

EN EN BLAI.


Fue en el vuelo Barcelona- Sant Cugat, en el avión “Iam Fetet”.

En el avión están los pasajeros esperando la salida del vuelo cuando de repente llega el copiloto impecaplamente uniformado , con anteojos oscuros y un bastón blanco tanteando el camino.

Era el oficial Blai Comvaixó i Darrera.

La gente se miran entre sí con rostros estupefactos.

La azafata de la compañía , Roser Rosor i Gairabé , viendo la perplejidad de los pasajeros, aclara que, si bien es ciego, es el mejor copiloto que tiene la Empresa. 

Al poco rato llega el piloto, con el uniforme impecapla, de blanco y botones dorados, anteojos oscuros y un bastón blanco,  asistido por dos azafatas.

Los pasajeros, mirándose con ojos impusiplas de describir, se remueven inquietos en sus butacas.  

La azafata coge el micrófono, sopla dos veces, ¡fú, fú!, y aclara que, también, el piloto es ciego, pero que es el mejor piloto que tiene la Compañía y que, junto con el copiloto, tienen el récord de horas de vuelo de todos los pilotos de Europa. 

Con todos a bordo, el avión comienza a moverse, tomando cada vez más velocidad. Los pasajeros están aterrorizados. El avión sigue cada vez más veloz pero no despega... continúa la carrera y sigue en tierra ... aumenta la aceleración de una forma exponencial y terripla sin despegar de la pista...el ruido de los motores es insufripla...

Cada vez el final de pista está más cerca y en una explosión de histeria general los pasajeros comienzan a gritar como poseídos!: ¡¡¡JODEEEERRRR, QUE NOS MATAMOS!!!...¡¡¡UAAAAA, DIOS MÍOOOOOOO!!!

En ese momento el avión, milagrosamente, toma altura ...entonces el piloto le dice al copiloto...
 

- El día que los pasajeros no griten,¡¡¡ Nos vamos a tomal pol saco, Blai!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS COMENTARIOS NECESITAN EL VISTO BUENO DE OTO.