SEÑOR MEMBRIBE

miércoles, 14 de diciembre de 2016

A MODO DE PRESENTACIÓN.

Soy el señor  Membribe. Tengo 60 años   y soy más pobre  que una rata. Vivo solo.

No tengo  nada en particular que me interese  en tierra,  así que pensé que me iría a navegar un poco por ahí, por los mares de la Internet.  Es un modo que tengo de echar fuera la melancolía y pasar los días  que me queden. 

Cada vez que me sorprendo poniendo una boca triste; cada vez que en mi alma hay un nuevo noviembre húmedo y lluvioso; cada vez que me encuentro parándome sin querer ante las tiendas , sin hacer nada más que mirar y pasear ; y, especialmente, cada vez que la hipocondría me domina de tal modo que hace falta un recio principio moral para impedirme salir a la calle con toda deliberación a partirle a cara a alguien , entonces, entiendo que es más que hora de  escribir . 

Es mi sustituto de la pistola y la bala. Catón se arroja sobre su espada, haciendo aspavientos filosóficos; yo me  pongo a contar  historias  pacíficamente. No hay en ello nada sorprendente. 

Soy  así. Lo mío es de  cuna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS COMENTARIOS NECESITAN EL VISTO BUENO DE OTO.