SEÑOR MEMBRIBE

miércoles, 1 de febrero de 2017

EL ANDRÓGINO

El mito del andrógino  relata  la historia del género humano  a  partir de un ser  que es  mujer y varón a  la vez. El andrógino. Era un ser  humano completo, autosuficiente, que se atreve a menospreciar  a  los dioses y  que se siente superior a  ellos. Ser  varón y  mujer  a  la vez significa  poder  crear  vida a partir de uno , sin necesidad  de  nadie. Eso le hace  superior a todos. Tener el poder  de  hacer  vivir  es  tener  todo el poder.  Eso  hizo a  los andróginos soberbios. 

Zeus castiga su engreimiento partiéndoles  por la mitad. Sin embargo, toma  la precaución de volver a  cada parte  hacia el lado del corte para  que puedan  sobrevivir, pues de  otro  modo morirían extraviados.

Así fue castigada  la soberbia del hombre. Cada parte sabe no sólo que no es autosuficiente , sino que  ni siquiera es  un uno completo. Le falta  la mitad  de  sí  mismo  para ser uno. 

Zeus se apiada  al vernos  andando en el desvarío  y envía un diosecillo : Eros. 

Eros es  la  fuerza  por  la  que cada  parte  busca  su otra  mitad. La  que era suya desde el principio. La que le pertenece. La  que sin ella  estás incompleto. Y la  busca de una manera tan apasionada   que cuando se produce ese  encuentro sentimos fuego, locura, arrebato: ¡por fin nos reconocemos!

Emociona  considerar que  cada uno de nosotros somos una fracción  quebrada de un ser  humano. Un símbolo. Buscamos  esa alma   , que es amor. En Grecia llamaban  "Símbolo"  al trozo de una tablilla que unido a otro   casan las  dos piezas en sus junturas . Somos "símbolos"  buscando la pieza  que  encaja  con nuestra  tablilla.

Visto así el amor, estaremos a medias hasta que encontremos ese corazón que  completa el puzle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS COMENTARIOS NECESITAN EL VISTO BUENO DE OTO.